¿Para qué me sirve saber de arte?

Aquí te ofrecemos tres sencillas razones sobre por qué puede ser una buena idea saber más de arte:

1.  Saber de arte te permite apreciar mejor y, por tanto disfrutar más. 

Hay quienes piensan que el arte es algo tan subjetivo y apegado a las emociones, que no es necesario saber nada para disfrutarlo. O que incluso saber algo puede distorsionar nuestra mirada frente a la obra.

Esta postura mantiene las cosas innecesariamente complejas. Una comprensión más amplia sobre lo que el autor quiso expresar, el tipo de arte o el contexto del artista, vuelve más accesible una obra y ayuda a extraer de ella significados y elementos que disfrutar.

A pesar de que uno puede disfrutar la sola vista del cuadro de Picasso ‘Guernica’, conocer lo que ocurrió en dicho pueblo el 26 de abril de 1937 y lo que quiso expresar el pintor estremece tanto como la obra misma.

guernica-by-pablo-picasso

2. Podría brindarte excelentes conversaciones. 

Piensa en las ocasiones que has hablado de tus películas o series favoritas con otra persona que, al igual que tú, ha visto todas las temporadas: la conversación se vuelve fluida, pueden señalar datos curiosos, burlarse de algunas actuaciones y llegar hasta el punto de citar las mejores frases (After all this time? -Always. You know nothing Jhon Snow, etc.).

El mundo del arte y la arquitectura no es tan distinto. Por lo general, las personas que disfrutan de dicho mundo tienen varias referencias comunes: conocen al menos a los creadores, escuelas y obras más famosas y de ahí parten para comparar, recomendar o criticar. Conforme te vas sumergiendo en este mundo, comienzas a valorar nuevos creadores y a sorprenderte por propuestas que no veías venir.

Saber de arte sirve, en último término, para conversar. Esto vuelve paradójico que en los museos se suela vivir un extraño clima de silencio. De esto hablaremos en otra publicación (porque puedes conocer personas interesantes en el museo). De entrada, si gustas conversar con nosotros ¡bienvenido!

human-2944064_1920

3. Puede ayudarte a conocer nuevas cosas sobre ti mismo.

¿Te has preguntado por qué algunas obras te impactan y otros te parecen aburridas o repelentes? Nuestra reacción frente al arte habla un poco de las obras y otro mucho de nosotros mismos. El arte pone frente a nosotros objetos nuevos para que nos demos la oportunidad de observar nuestra reacción y preguntarnos por qué es así.

Es fundamental que todos distingamos dos o tres obras que consideremos nuestras favoritas y que pensemos un poco de por qué esas y no otras. Ese debate suele ser un buen tema de conversación.

DSC_0462.JPG

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s